Máquinas virtuales vs Dockers

Diferencias entre contenedores de servicios y máquinas virtuales

¿Cuál es la diferencia entre contenedores de servicios y máquinas virtuales?

Según algunos estudios y estadísticas la utilización de los contenedores de aplicaciones ha estado creciendo hasta un 40% en los último años.

Los contenedores están facilitando un desarrollo rápido y ágil de muchos procesos.

Pero hay algunas preguntas que se valoran técnicamente para optar por una de las 2 opciones propuestas en este post.

¿Qué son las máquinas virtuales (VM)?

Históricamente, a medida que aumentaban las capacidades de procesamiento de los servidores, las aplicaciones simples no podían asumir la carga del aumento de recursos. Por lo tanto, nacieron las máquinas virtuales, diseñadas mediante la ejecución de un software especifico sobre servidores físicos, para emular un sistema de hardware en particular.

Un hipervisor, o un monitor de una máquina virtual, sea software, firmware o hardware que crea y ejecuta máquinas virtuales. Es lo que se encuentra entre el hardware y la máquina virtual, necesario para virtualizar el servidor.

Dentro de cada máquina virtual se ejecuta un sistema operativo invitado único.

Las máquinas virtuales con diferentes sistemas operativos, pueden ejecutarse en el mismo servidor físico: una máquina virtual de UNIX puede trabajar junto a una máquina virtual de Linux, y así sucesivamente.

Cada máquina virtual tiene sus propios binarios, bibliotecas y aplicaciones a las que presta servicios, y la máquina virtual puede tener muchos gigabytes de tamaño.

La virtualización de servidores proporcionó una variedad de beneficios, uno de los más importantes fue la capacidad de consolidar aplicaciones en un solo sistema. Atrás quedaron los días de una sola aplicación ejecutándose en un solo servidor.

La virtualización permitió el ahorro de costos gracias a la reducción de espacio, el aprovisionamiento más rápido del servidor y la recuperación de desastres mejorada, ya que el hardware del sitio ya no dependía del centro de datos principal.

Su desarrollo también se benefició de una consolidación física, porque una mayor utilización en servidores más grandes y más rápidos, liberó servidores no utilizados, para posteriormente ser reutilizados para otras labores como: control de calidad, desarrollo, etc.

Pero este enfoque ha tenido sus inconvenientes. Cada máquina virtual incluye una imagen de sistema operativo independiente, que agrega sobrecarga en la memoria y espacio de almacenamiento. También se limita severamente la portabilidad de aplicaciones entre nubes públicas, nubes privadas y centros de datos tradicionales.

Beneficios de las máquinas virtuales

  • Todos los recursos del sistema operativo están disponibles para las aplicaciones.
  • Herramientas de gestión y seguridad establecidas.
  • Controles de seguridad más sencillos y controlables.

¿Qué son los contenedores de servicios (Dockers)?

La virtualización del sistema operativo ha crecido en popularidad en la última década para permitir que el software se ejecute de manera predecible y se mueva bien de un entorno de servidor a otro. Pero los contenedores proporcionan una forma de ejecutar estos sistemas aislados en un único servidor o sistema operativo host.

Los contenedores se encuentran sobre un servidor físico y su sistema operativo host, por ejemplo, Linux o Windows. Cada contenedor comparte el núcleo del sistema operativo host y, por lo general, también los archivos binarios y las bibliotecas. Los componentes compartidos son solo de lectura. Por lo tanto, los contenedores son excepcionalmente «ligeros», su capacidad se mide en megabytes y solo tardan unos segundos en comenzar,  a diferencia de las máquinas virtuales que se miden gigabytes y tardan minutos.

Los contenedores también reducen los gastos generales de gestión. Debido a que comparten un sistema operativo común, solo un sistema operativo único necesita atención y alimentación para la corrección de errores, parches, etc.

Este concepto es similar a lo que experimentamos con los hosts de hipervisor: menos puntos a gestionar pero  el fallo de un dominio es ligeramente más alto. En resumen, los contenedores son más livianos y más portátiles que las máquinas virtuales.

Beneficios de los Contenedores

  • Recursos de gestión de TI reducidos.
  • Gestión de datos comprimida.
  • Más rápido en la gestión de aplicaciones.
  • Actualizaciones de seguridad reducidas y simplificadas.
  • Menos código para transferir y migrar cargas de trabajo.

Conclusión

Las máquinas virtuales y los contenedores difieren de varias maneras, pero la principal diferencia es que los contenedores proporcionan una forma de virtualizar un sistema operativo, para que se puedan ejecutar múltiples cargas de trabajo en una sola instancia del sistema operativo.

Con las máquinas virtuales, el hardware se está virtualizando para ejecutar varias instancias del sistema operativo. La velocidad, la agilidad y la portabilidad de los contenedores los convierten en otra herramienta más para ayudar a agilizar el desarrollo de software.