IA aplicada al cloud computing

Como la Inteligencia artificial esta mejorando el Cloud Computing

La inteligencia artificial y la computación en la nube se han fusionado para mejorar la vida de millones de personas. Los asistentes digitales como Siri, Google Home y Alexa de Amazon combinan inteligencia artificial y computación en la nube en nuestras vidas todos los días. Con una señal verbal rápida, los usuarios pueden hacer una compra, ajustar un termostato doméstico inteligente o escuchar una canción que se reproduce en un altavoz conectado.

Un flujo continuo de inteligencia artificial y recursos basados ​​en la nube hacen realidad esas solicitudes. La mayoría de los usuarios ni siquiera se dan cuenta de que es una combinación personalizada de estas dos esferas de tecnología (inteligencia artificial y cloud computing) hacen posible estas experiencias conectadas e intuitivas.

A nivel empresarial la Inteligencia Artificial es una de las prioridades que se están trabajando en las principales compañías, para hacer sus infraestructuras cloud más eficientes, estratégicas y orientadas para mejorar la comprensión de los diferentes asistentes digitales..

El cloud computing ofrece a las empresas más flexibilidad, agilidad y ahorro de costos con las diferentes opciones que ofrece. Las capacidades que aporta la inteligencia artificial en la computación en la nube, ayudan a las empresas a mejorar la administración de datos, buscar patrones e información, ofrecer experiencias satisfactorias a los clientes y optimizar los flujos de trabajo.

A continuación repasamos algunos detalles de porque en un futuro la Inteligencia Artificial será primordial para el Cloud Computing:

  • El papel de la inteligencia artificial en la computación en la nube.

Como sabemos la inteligencia artificial tiene capacidades tremendas para beneficiar a las empresas, pero la necesidad de personas cualificadas en este campo y la infraestructura necesaria para su desarrollo, ha hecho que de momento sea menos accesible para muchas organizaciones.

Aquí es donde la nube tiene una importancia vital, ya que nos puede ayudar a acceder a diferentes servicios, sin tener una alta cualificación y soportar altas inversiones iniciales. Las innovaciones en diferentes aspectos técnico del cloud nos esta permitiendo acceder a los beneficios de la IA y poder aplicarlos en diferentes campos tecnológicos, ya que nos permite almacenar grandes volúmenes de datos que nos generaran una información necesaria para poder gestionar estas nuevas tecnologías.

Revisamos ahora algunas de las aplicaciones más importantes y prometedoras que nos ofrece la inteligencia artificial para mejorar la computación en la nube:

  • Impulsar una nube autogestionada con IA.

La inteligencia artificial se está integrando en la infraestructura de TI, para ayudar a optimizar las cargas de trabajo y automatizar las tareas repetitivas. Algunas empresas han ido tan lejos como para predecir que a medida que la inteligencia artificial se vuelve más sofisticada, las instancias de nube públicas y privadas, dependerán de sus herramientas para monitorear, administrar e incluso autogestionarse cuando ocurra un problema.

Inicialmente, la IA se puede utilizar para automatizar los flujos de trabajo principales y luego, con el tiempo, las capacidades analíticas pueden crear mejores procesos que serán en gran medida independientes. Los diferentes procesos habituales pueden ser gestionados por el propio sistema, lo que ayuda a los equipos de TI a tener mayor disponibilidad y eficiencia en la gestión de la computación en la nube y les permite centrarse en actividades estratégicas de mayor valor.

  • Mejorar la gestión de datos con IA.

A nivel de cloud, las herramientas de inteligencia artificial también están mejorando la gestión de datos. Consideramos la gran cantidad de datos que las empresas actuales generan y recopilan, así como los procesos necesarios para administrar esa infraestructura. Las soluciones de computación en la nube, ya están utilizando herramientas de inteligencia artificial para gestionar aspectos específicos del proceso de almacenamiento de datos.

  • Cómo hacer más cosas con la integración IA-SaaS.

Las herramientas de inteligencia artificial también se están implementando como parte de plataformas más grandes de SaaS para ofrecer más valor. Cada vez más, los proveedores de SaaS están incorporando herramientas de inteligencia artificial en sus conjuntos de software más grandes para ofrecer una mayor funcionalidad y valor a los usuarios finales.

Estas herramientas pueden ayudar a una empresa a buscar patrones en las interacciones con los clientes, por ejemplo, para ayudar a asesorar al departamento de ventas sobre qué métodos utilizar, como la venta por teléfono, el correo electrónico o otros métodos mas eficaces para generar mayor número de conversiones.

  • Utilizar servicios dinámicos en la nube.

La IA como servicio también está cambiando las formas en que las empresas confían en las diferentes herramientas disponibles. Si consideramos un módulo minorista basado en la nube, que facilita a las marcas vender sus productos. El módulo tiene una función de fijación de precios que puede ajustar automáticamente los precios de un producto determinado, para tener en cuenta problemas como la demanda, los niveles de inventario, las ventas de la competencia y las tendencias del mercado.

Un análisis sofisticado que se basa en el modelado automático, aprovechando las redes neuronales profundas, puede dar a las empresas un mejor control de sus datos, con importantes resultados en tiempo real. Un módulo de precios impulsado por IA como el mencionado, garantiza que los precios de una empresa siempre estén optimizados sin la necesidad de intervención humana.

Conclusión

La inteligencia artificial y la computación en la nube están transformando los negocios en todos los niveles. Desde el aprendizaje más profundo hasta la automatización de los procesos clave, el potencial es prometedor. Si bien hay algunos ejemplos, que ya se están aplicando actualmente, lo más lógico es pensar que esto solo continuará creciendo de manera exponencial en los años venideros.

Recomendamos empezar a explorar seriamente, cómo la inteligencia artificial y la computación en la nube juntas podrían ayudarnos a ofrecer mejores experiencias a los usuarios, trabajando de manera más eficiente, gracias a la amplia capacidad de gestión de datos y la aplicación de las mejores técnicas en un mercado cada vez más tecnológico.