Contenedores de Servicios

Los contenedores de servicios que ofrecemos

Son un método de virtualización del sistema operativo, que te permite ejecutar una aplicación y sus dependencias utilizando recursos aislados.

Dockers web

Los dockers también permiten empaquetar con facilidad el código de una aplicación, sus configuraciones y sus dependencias

Son componentes esenciales de uso sencillo, que aportan uniformidad al entorno, eficacia operativa, productividad para los desarrolladores y control de diferentes versiones.

docker

Pueden ayudarte a garantizar

Una implementación rápida, consistente y fiable de las aplicaciones, independientemente del entorno a configurar.

Ventajas de los contenedores de servicios CPH:

Entorno estable y sólido

Los contenedores facilitan la portabilidad y ayudan a reducir las dificultades organizativas y técnicas, que supone guiar una aplicación a lo largo del ciclo de vida de desarrollo, pruebas y producción. Todo lo que empaquete como contenedor de forma local se implementará y ejecutará del mismo modo, tanto en un entorno de pruebas como en uno de producción. De ese modo, puedes evitar configurar cada uno de los servidores manualmente y puedes publicar nuevas características con mayor rapidez.

Eficacia operativa

Los contenedores pueden ayudarte a sacarle mayor partido a tus recursos informáticos, ya que te permiten ejecutar varias aplicaciones en la misma instancia con facilidad. Con los contenedores, puedes especificar la cantidad exacta de memoria, espacio en disco y CPU, que debe usar un contenedor en una instancia. Los contenedores también aíslan el proceso, lo que le permite colocar cada una de las aplicaciones y sus dependencias en un contenedor independiente y ejecutarlas en la misma instancia.

Incremento de productividad

Los contenedores incrementan la productividad de los desarrolladores al eliminar las dependencias y los conflictos entre servicios. Cada componente de una aplicación se puede dividir entre varios contenedores que ejecutan un microservicio distinto. Los desarrolladores pueden actualizar cada uno de los servicios de manera independiente, ya que no existen conflictos de biblioteca.

Mayor control

Los contenedores te permiten supervisar las versiones del código de una aplicación y sus dependencias. Las imágenes de contenedor de docker incorporan un archivo, que te permite mantener y supervisar las versiones de un contenedor, examinar diferencias entre versiones y volver a versiones anteriores con facilidad.